Blogia
islasdepiedra

Madness

Madness Lo que vais a leer a continuación fue encontrado por la Policía de Denver junto al cuerpo sin vida de M.J.K, de 36 años, el 16 de Mayo de 2001 en el hostal de carretera Simon Byrne. No existe más información sobre aquel caso. Ha llegado a mis manos de forma casual y sólo os lo presento, las conclusiones que las saque cada uno.

No soy el primero que sufre a este fantasma y os puedo asegurar que no seré el último. Se esconde dentro de cada uno, visceral y terrible, humano al fin y al cabo. Es una adicción, una necesidad, un impulso, una descarga de energía como vía de autodeterminación y placer. Soy adicto a la ira. No soy especialmente peculiar, mi vida es reflejo de mil vidas encalladas en la propia miseria del día a día. No tuve una infancia traumática y mi padre nunca me pego, aunque a veces lo hubiera deseado. Realmente todo me es indiferente. No soy responsable de ninguna desigualdad y el hipócrita cuento moral perdió eficacia conmigo. Que culpa tengo yo del hambre, guerra o la miseria humana, vivo ajeno a ello porque no me interesa lo mas mínimo. Nací y aprendí a vivir con lo que me podía permitir y no por tener ese privilegio me voy a compadecer de quien no lo tuvo, que no me vengan a llorar, que le lloren a la suerte porque de mí no van a obtener ni la más mínima compasión.
Y esa falsa moral social me repugna, los ideales son una utopía para incultos que buscan su propia satisfacción. Llegar a la cama sonriendo, pensando lo bien que lo has hecho bajo una bandera con la que realmente te limpias el culo. Nací y crecí en una sociedad con máscara de progresión social y disfrazada de arcadia colectiva, la verdad se esconde bajo ese manto, pero el hombre sigue siendo un lobo para el hombre, y yo, amigos, soy mas lobo que nadie. Ser capaz de escupir a quien te dio la mano es el orden natural, la amistad no existe pues los sentimientos sólo se los pueden permitir los débiles. Y si te queda alguna duda mira a los ojos del que muere de frío en tu calle, crees que él haría algo por tí si el mundo fuera al revés, la ingenuidad es la bandera de los perdedores y los olvidados. Los fuertes no lloramos, nos reímos de las lágrimas del niño que perdió su infancia y de la madre que perdió su honor. Soy adicto al odio. Esto es lo que nos hace grandes.

Para Pablo y Rocio. Hay ganas de tomarse un buen rebujito bajo el sol del Rocio. Nos vemos pronto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

esa noche robada -

Curioso nombre de sparring para un hostal
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

tita -

Soy débil
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres